Suelos para cocinas

Suelos para cocinas

A la hora de escoger suelos para cocinas es necesario tener en cuenta diversos factores. No se trata de escoger solo por el precio o por el color. El suelo de este espacio debe ser un elemento que resista la humedad, los cambios de temperatura y una limpieza diaria, ya que estará sometido a todos esos factores y muchos más. Por ello, le recomendamos a cada uno de nuestros clientes que, para ahorrarse más de un disgusto, elijan un suelo de calidad.

¿Qué tipos de suelos para las cocinas hay en el mercado?

Actualmente, cuando queremos comprar una cocina de diseño, el mercado nos ofrece una amplia variedad de suelos para escoger. Resulta difícil tomar una decisión cuando nos enfrentamos a los amplios catálogos, especialmente por la variedad de materiales. Sin embargo, la elección siempre debe decantarse por aquel que nos ofrezca mayores prestaciones y que se adapte al uso que necesitemos darle.

Suelo de cerámica

Es el más tradicional y los clientes lo eligen por muchas razones. Son muy duraderos, impermeables, fáciles de limpiar y disponibles en una amplia variedad de colores y acabados. Sin embargo, puede ir perdiendo el brillo en las zonas de mayor tránsito. Además, si recibe un golpe fuerte, el acabado de esmalte puede romperse.

Suelo de gres porcelánico

El gres porcelánico es uno de los materiales estrella. Tiene todas las ventajas del suelo cerámico pero es mucho más duro y resistente a los golpes y al desgaste. También podemos conseguirlo en una gran variedad de colores, lo que lo hace ideal para casi cualquier estilo decorativo. Cuando se eligen estos suelos para cocinas, es una excelente idea decantarse por modelos con superficie antideslizante.

Teyo Diseños: suelos para cocina (gres)

Suelo de piedra natural

Lo más llamativo de este tipo de suelos reside en que la piedra aporta belleza, elegancia y naturalidad a cualquier ambiente. Las sutiles variaciones de cada una de las piezas que conforman el suelo hacen de este material algo único y especial. Sin mencionar que cuenta también con ventajas como la durabilidad y la impermeabilidad. Los materiales más utilizados son el granito, el mármol y la pizarra.

Teyo Diseños: beneficios de las cocinas ecológicas

Suelo laminado

Se trata de suelos que imitan con gran fidelidad diferentes tipos de madera, pero sin las desventajas que esta supone. Es decir, son suelos que no se manchan, no se rayan, son impermeables y no necesitan acuchillado para mantenerse en perfecto estado. En este caso, es importante elegir un modelo que sea hidrófugo y que las juntas estén selladas.

Suelo vinílico

El suelo vinilico para cocina es una de las mejores elecciones. Atrás quedaron los suelos vinílicos de dudosa calidad y de diseños poco agradables que existieron en el pasado. Ahora, estos suelos tienen una amplia variedad de modelos y colores que van desde patrones modernos hasta sobrias imitaciones de madera, granito, etc.

Estos suelos pueden transformar un ambiente por completo ya que tienen una enorme presencia. Son de muy buena calidad y perfectos para las cocinas: impermeables y antideslizantes. De agradable textura, cálidos y muy fáciles de instalar, son una opción segura para cualquier cocina.

Antes de tomar una decisión, debemos preguntarnos aspectos como el estilo decorativo imperante en la cocina, el tamaño de la misma y qué uso le daremos, además de nuestro presupuesto. Hay que tener en cuenta que la cocina siempre es una zona de alto tránsito aún cuando pasemos gran parte del día fuera de casa.

Por todo ello, elegir suelos para cocinas que sean resistentes y que se adapten a nuestras necesidades es la manera de acertar con la elección. Y si aún tenemos dudas, siempre podemos pedir asesoramiento en una tienda de cocinas en León.

Deja una respuesta